El próximo 30 de octubre, en la Escuela de Ingeniería Informática de la Universidad de Valladolid, arranca un curso destinado a profesores de Educación Especial e Infantil para formarles en esta tecnología.

Profesores e investigadores de la Universidad de Valladolid (UVa) participan, junto con universidades y centros de investigación europeos, en un interesante proyecto bajo el nombre de INTELed y cuyo objetivo es que los alumnos con necesidades educativas especiales (como por ejemplo con algún tipo de discapacidad física, intelectual o autismo) y con necesidades específicas de apoyo educativo (como ocurre en los casos del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad), puedan mejorar su aprendizaje mediante cámaras de reconocimiento de movimientos Kinect.

INTELed (siglas en inglés de INnovative Training via Embodied Learning and multi-sensory techniques for inclusive Education) tiene como fin formar a los docentes de diferentes niveles educativos en el uso de herramientas de interacción corporal (Kinect, Wii…) para apoyar el aprendizaje y la evaluación en entornos de educación inclusiva. Tal y como explica la profesora del Departamento de Informática de la Universidad de Valladolid Alejandra Martínez Monés, “con este proyecto se pretende formar al profesorado en el aprendizaje cognitivo-corporal apoyado por dispositivos de interacción corporal, de forma que se puedan identificar formas para aprovechar estos dispositivos en clase, con especial atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo".

INTELed se basa en investigaciones previas que han mostrado algunos beneficios del uso de técnicas de aprendizaje kinestésico, el apoyado por cámaras Kinect, en niños con discapacidad motora, Trastorno del Espectro Autista (TEA), Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), dificultades de aprendizaje, etc.

El próximo día 30, este equipo de la Universidad de Valladolid comienza a hacer público su trabajo con la inauguración, en la Escuela de Ingeniería Informática (Campus Miguel Delibes), de un curso destinado a más de 30 profesores especialistas de Educación Especial y de Educación Infantil de los colegios de atención preferente a alumnado con discapacidad motora de Valladolid.

El propósito de este curso es formar a los docentes en el uso de herramientas tecnológicas y técnicas multi-sensoriales para fomentar el aprendizaje cognitivo-corporal en estudiantes con necesidades educativas especiales. “Pretendemos conocer cómo funciona este tipo de aprendizaje multisensorial en aulas donde conviven alumnos con necesidades educativas especiales con otros que no las tienen y así poder avanzar en entornos educativos inclusivos", añade Alejandra Martínez Monés.

Aprendizaje kinestésico

El aprendizaje kinestésico (cognitivo-corporal) considera a las personas (los aprendices) de forma holística, como mentes reflexivas, cuerpos con capacidad de sentir y de moverse y seres sociales. Esta concepción conecta con la tradicional relación entre motricidad y desarrollo del pensamiento, lo que nos hace personas completas.

De esta forma, proporciona una vía mediante la cual formas alternativas de enseñanza y aprendizaje pueden ser integradas y aceptadas en la clase. El supuesto básico es que cuantas más modalidades de interacción (sistemas cognitivo-corporales) se activen a la hora de codificar información, más vivas y estables serán las representaciones que almacenamos en torno a nuestro conocimiento. Por tanto, estas representaciones más vivas, con más y mejores modalidades superpuestas, son recordadas de forma más fácil y rápida.

En Valladolid, estas técnicas se han empleado en los siguientes colegios, en un proyecto piloto previo a INTELed, durante los meses de mayo a junio de 2016: C.E.I.P. “Antonio García Quintana" (Valladolid); C.E.I.P. “Francisco Pino" (Valladolid); C.E.I.P. “Pinoduero" (Tudela de Duero, Valladolid); Centro de Educación Especial “El Pino de Obregón" (Valladolid) y Centro de Educación Especial “El Corro" (Valladolid).

El consorcio INTELed está compuesto por cuatro socios (Cyprus University of Technology, representado por el Social Computing Research Center, University of Piraeus Research Center, CESIE y la Universidad de Valladolid) con el fin de facilitar las actividades de investigación entre docentes de educación especial, formadores de profesorado, expertos en tecnología educativa, e investigadores en educación en cuatro países (Chipre, Grecia, Italia y España).

Por lo que se refiere a la Universidad de Valladolid, los docentes y científicos que participan en el consorcio pertenecen a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación, la Escuela de Ingeniería Informática y la Facultad de Educación y Trabajo Social de la UVa e integran el Grupo de Sistemas Inteligentes y Cooperativos / Educación, Medios, Informática y Cultura (GSIC/EMIC), un Grupo Investigación Reconocido (GIR) reconocido como Unidad de Investigación Consolidada (UIC) por la Junta de Castilla y León.


Artículo publicado el 28/10/2018 en salamanca24horas.com